12/5/09

Un día inolvidable "La primera comunión"


LA PRIMERA COMUNIÓN

Durante el mes de Mayo muchos niños de entre 10 y 12 años celebrarán su primera comunión.
La primera comunión es uno de los sacramentos de iniciación de una persona en su vida cristiana.


Se celebra en una misa solemne, que se diferencia de una misa común en que ésta estará dedicada especial y exclusivamente para el niño que recibirá a Jesucristo por primera vez, y se renovarán las promesas del Bautismo.
La consagración es el momento más solemne de la misa en el que se lleva a cabo la transformación real del pan y el vino en el Cuerpo y Sangre de Cristo. Dios se hace presente y manifiesta su gran amor aceptando nuevamente el sacrificio de su Hijo para que el niño que hace su Primera comunión llegue a estar estrechamente unido a Él. Debemos contemplar este misterio de amor maravilloso con el mayor respeto y devoción y aprovechar ese momento para adorar a Dios en la Eucaristía y agradecerle su gran amor por los hombres.


La comunión es el momento culminante de la ceremonia, en el que por fin el niño recibirá a Jesucristo bajo las especies de pan y vino. El sacerdote se acerca al niño y pronuncia las palabras «El Cuerpo y la Sangre de Cristo» a lo que el niño responde «Amén», demostrando su fe en el sacramento y recibe en su lengua la hostia consagrada mojada en el vino. En ese momento además de recibir a Jesús, el niño se une con alegría y amor a toda la Iglesia, a todos los cristianos, recibiendo el alimento que le dará la vida eterna.


Después de la comunión se guarda el silencio sagrado, en el cual el niño entra en una conversación íntima con Jesucristo, agradeciéndole todo lo que ha recibido: la vida, la fe, su familia, el precioso don de la Eucaristía; pidiéndole perdón por todas las ocasiones en que no se comportó como digno hijo de Dios y cayó en el pecado y pidiéndole las gracias necesarias para ser mejor cristiano cada día. Esta oración siempre debe terminar con un propósito concreto de mejora de vida
Una persona que ha hecho la primera comunión y que sigue comulgando es una persona que participa plenamente del sacrificio de Cristo por darnos vida eterna y eso es el mejor motivo para que el día de tu Primera Comunión sea un día de fiesta.

5 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Desgraciadamente, las comuniones se han convertido hoy en un acontecimiento social, en el que se hace una especie de competición, a ver quien gasta más dinero en los vestidos, los regalos, el banquete...

Es algo muy triste, si tenemos en cuenta que a nadie se le obliga -lógica y afortunadamente-. Además, muchos niños cumplen con el rito ese día... y no vuelven a aparecer nunca más por su parroquia.

Al margen de estas consideraciones, felicitarte por el post.

Un beso.

Soledad.

Anónimo dijo...

Esto se está convirtiendo en una feria lo mismo las comuniones que las confirmaciones, ya no nos conformamos con tomar una copa los miembros de la casa, ya tenemos que celebrar una cena por todo lo alto ¡mi niño no va a ser menos que su amigo! de verdad penoso en lugar de ver el sentido real de ambas celebraciones.

Kraxpelax dijo...

Personal advertisement, blog tips:

http://kraxpelax-bhagavadgita.blogspot.com/ My Bhagavad Gita studies.

http://winmir.blogspot.com/ My I Ching studies.

http://singleswingle.blogspot.com/ My poetry.

http://screenfonds.blogspot.com/ My Babe Wallpaper Art.

Reciprocity! If you care to visit my blogs, I would be just happy to see a "personal advertisment" for your own blogs in return.

Best wishes,
- Peter Ingestad, Sweden

Serena Flor dijo...

Passando pra desejar uma ótima tarde e deixar o meu carinho também!
Um grande beijo e parabéns pelo belíssimo blog!

María dijo...

Me parece precioso este post, las imágenes son bellísimas, y precisamente yo tengo una comunión de un familiar muy querido cercano dentro de poco, gracias por este bellísimo post, me ha encantado.

Un beso.